viernes, 22 de abril de 2016

RABO DE TORO A LA CORDOBESA











Ingredientes: 2 kgs de Rabo de toro en rodajas 3 cebollas picadas 1/2 cabeza de ajos laminados 3 zanahorias en rodajas gorditas 1 pimiento rojo hermnoso 2 pimientos verdes picados 3 tomates maduros rallados 2 hojas de laurel 1 vasito de brandy 1 vaso de vino Moriles 1 taza de caldo de cocido pimienta molida unos granos de pimienta (como 10-12) 1 cucharadita de pimentón dulce azafrán en hebras 4 clavos 4 cucharadas de aceite de oliva virgen harina para enharinar la carne sal un par de patatas. PREPARACION: Le retiramos los excesos de grasa, lo lavamos y lo salpimentamos. Pasamos los trozos por harina. En una cacerola grande, ponemos el aceite, y cuando esté caliente vamos echando los trozos de rabo, los tenemos un par de minutos por cada lado, para que se doren un poco, los sacamos y reservamos. En ese mismo aceite sofreímos la cebolla y los dientes de ajo picados, con un poco de sal A continuación, picamos las zanahorias y las añadimos al guiso. Cuando esté pochado, añadimos el tomate pelado y picado, las 2 hoja de laurel,la pimienta en grano y el clavo. Se sofríe hasta que esté el tomate hecho. Entonces echamos el pimentón y el rabo que teníamos reservado, le damos una vuelta y añadimos el brandy y el vino, dejamos unos minutos al fuego para que se evapore el alcohol y añadimos el caldo. Probamos y rectificamos de sal. Hay dos formas de guisarlo, lentamente en una cacerola a fuego lento, que tardará unas 3 horas o de forma rápida en la olla a presión, que tarda unos 45 minutos. Yo lo he hecho en la olla a presión. Si se hace en cacerola, hay que ponerle más caldo y un poco de agua, que lo cubra bien, pues habrá mucha más evaporación, estando atentos por si hay que ir añadiendo algo de líquido. Para comprobar que está hecho, se debe de separar la carne del hueso fácilmente. Cuando abrimos la olla, dejamos reposar y vemos que debido a la grasa que ha soltado el rabo, se forma una capa de aceite por encima. Inclinamos la olla y con un cazo eliminamos la grasa sobrante. Servir con unas patatas fritas. La opción fuego lento es más aconsejable, pues la salsa no tiene ni punto de comparación con la que se obtiene en la olla exprés. Merece la pena hacerse lentamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada