lunes, 17 de enero de 2011

OLLAS QUEMADAS

Cuando se nos quema una olla porque se nos hayan agarrado los garbanzos o las patatas, etc, hacer lo siguiente: llenar de agua hasta donde esté quemada y dejar todo el tiempo que haga falta -entre 24-48 horas- nunca arrancar con un cuchillo o con estropajo de aluminio. Luego, cuando hayamos conseguido fregarla y dejarla de nuevo reluciente, echar sal gorda por todo el interior de la olla y con la mano ir refregando para formar una película de sal y dejarla con la sal unas horas, luego se enjuaga y se seca y se guarda hasta su nuevo uso. De esa manera volverá de nuevo a tener su teflón y no se nos agarrará de nuevo la comida.

Truco de Lucía de Colombia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada