domingo, 16 de enero de 2011

TAGARNINAS EN ADOBILLO

    Estas son las tagarninas. Es una verdura o hierba silvestre que se coge en el campo de tallos espinosos. Yo se la compro a un señor que las vende a la puerta del Mercado Central de Málaga, recién recogidas por él mismo. Los 5 manojos me costaron 2 €. Brotan en el Mediterráneo, y tanto en Cádiz como en Málaga es muy reconocida en numerosas recetas de revueltos de huevo, en tortilla, en el puchero, en adobillo y también en ensaladas... Espero que la hagáis y os guste. En la foto véis tal y como es cortada en el campo.
    En esta foto la véis ya limpias de espinas y hebras y bien lavadas una a una y secas, ya que suelen tener barro y tierra.
                           ...y aquí ya guisadas con su adobillo y sus huevos cuajados y lista para servir

Ingredientes:
5 manojos de tagarninas
3 rebanadas de pan del día anterior
6 dientes de ajo
1 taza de agua
1 chorreoncito de aceite de oliva
1 chorreón de vinagre
un poco de comino molido o recién machacado
un poco de pimienta negra molida
1 carterilla de colorante
sal

Elaboración:
Se cogen las tagarninas y se les quita las espinitas y todas las pequeñas hojas que traigan, así como las hebras que tengan, similar a las del apio y se dejan sólo en el tallo. Se lavan muy bien tallo por tallo. y se secan con un trapo -se pueden guardar un día en la nevera en el mismo trapo que las secamos y luego en una bolsa, hasta el momento de cocinarlas-
Se cortan en trocitos de unos dos centímetros desde la parte más ancha hasta la más estrecha, hasta que notemos que el cuchillo da con la parte leñosa del tallo y que no corta bien. La parte del tallo que no se corta con facilidad la desechamos. La vamos echando en una cacerola con agua y sal y las hervimos unos minutos. Cogemos una con un tenedor y si vemos que está tierna apartar y escurrir.
Echar en una sartén con un poco de aceite de oliva y la sarteamos un minuto. Apartar del fuego.

A continuación  se doran los ajosen la freidora y se echan a un mortero y se machacan bien. Luego se machacan las rebanadas en remojo y bien escurridas (una a una) yo las remojé debajo del grifo y luego las estrujé bien. A continuación se pone el vinagre al gusto (mejor echar poco, porque luego se puede ir añadiendo un poco más si hace falta. Cuando todo esté bien machacadito y ligado se pone el agua poco a poco hasta mezclarlo todo muy bien y se acaba con la pimienta, el comino, el colorante y la sal.
Volvamos esta mezcla sobre las tagarninas que tenemos en la sartén y lo ponemos a fuego medio. Cuando veamos que la salsa va ligando y espesando se cascan 4 huevos, con un poco de sal sobre cada yema y se tapa. Se cocina a fuego lento hasta que los huevos hayan cuajado, no demasiado, pero tampoco con la clara sin cuajar del todo, es decir: vigilar bien este último paso para que nos salgan los huevos en su punto, y servir con un buen pan para mojar esta salsa tan exquisita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada