lunes, 17 de enero de 2011

ELECTRODOMESTICOS AMARILLENTOS

Si se nos han puesto amarillentos la licuadora o el exprimidor, que antes eran blancos, refregar bien con lejía pura y estropajo de esparto y luego meterlos en el lavavajillas o fregarlos a mano con nuestro lavavajillas habitual y secarlos bien. Ya veréis la diferencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada