martes, 10 de mayo de 2016

PIMIENTOS ASADOS EN CONSERVA







Ingredientes:
5 kgs de pimientos rojos
2 tarros de cristal de 1 kg d capacidad

Elaboración:
Se lavan los pimientos debajo del grifo y se meten en el horno a 200 grados. Yo en esta ocasión utilicé dos hornos ya que era mucha cantidad de pimientos y los envolví en papel plata y a media cocción les quité el papel para que se asasen, pero si se desea, asarlos como describo en la receta ENSALADILLA DE PIMIENTOS ASADOS. 
Mientras tanto, en una olla grande y honda con agua hirviendo, meter un paño o toalla y a continuación ir introduciendo los tarros y las tapaderas, con ayuda de unas pinzas de goma para no quemarnos. Procuremos llenar los tarros de agua y que queden volcados. Hervir durante 5 minutos.
Sacar con cuidado tanto los tarros como las tapaderas y poner sobre un paño seco y limpio.
Cuando los pimientos estén completamente desinflados y tiernos y con la piel tostada y muy rugosa, ya estarán listos. Dejar los pimientos 15 minutos con el horno apagado para que queden más tiernos todavía, y dejar templar una vez fuera del horno. No tirar el jugo que soltaron.
La olla debe seguir en el fuego con su toalla, eso evitará que los tarros se rompan al chocar por la ebullición del agua.
Quitarles los rabos a los pimientos, las semillas y la piel e ir reservando en una fuente la carne.
Llenar los tarros del jugo de los pimientos como tres dedos e ir introduciendo pimientos, ya sean en tiras como en trozos grandes, hasta que ya no quepan más y acabar poniendo más jugo si hiciese falta, hasta llegar por debajo de la rosca. Cerrar bien con las tapas y volcar los tarros hacia abajo para que hagan el vacío. Luego, con ayuda de una espumadera ir introduciendo los tarros en la olla con el agua hirviendo. Los tarros deben permanecer en pie. Meter otra toalla o paño y colocar entre tarro y tarro, para que no choquen. Deben estar completamente cubiertos de agua hirviendo durante 20 minutos. Subir los tarros con ayuda de la misma espumadera y con un trapo asir por la tapa cada tarro uno a uno y dejar enfriar sobre un paño.
Se pueden utilizar tarros más pequeños para hacer esta conserva.
Una vez fríos etiquetar y poner la fecha de elaboración y guardar hasta un año en una alacena que no sobrepase los 30 grados de temperatura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada